Seguir reconstruyendo

Comparte

«¿Y si ahora te llama la editorial para decir que echan adelante el proyecto?, me preguntó un allegado ayer mismo.
¡Caray! Qué broma más pesada a estas alturas.
Sinceramente he de manifestar que no sé cuál sería mi reacción. No quiero decir de esta agua no beberé, pero…»

Los dos párrafos anteriores son una cita de la última entrada de este blog, Reconstruyendo.
Pues bien, se acaban de hacer realidad. ¡Vaya por Dios! Y ahora… ¿¡Qué!?
Esta no es una entrada al uso. No es ni siquiera una reflexión, como la anterior. Ni siquiera sé si debería escribirla y publicarla. Pero uno es como es y Jorge Aranjuez i Vilanova (me ha entrado complejo de César, por eso hablo de mí en tercera persona) es, sobretodo, impulsivo. Por eso sigo escribiendo y, en menos de un minuto, haré clic en Publicar.
Todavía no sé que haré, aunque lo intuyo. En unos días, cuando haya tomado una decisión en firme, volveré sobre el tema y publicaré una nueva entrada.
Gracias a todos los que estáis aquí.


Comparte

Deja un comentario